Servicios

Un buen diseño vende y sobre todo comunica, de ahí su función primordial en la sociedad.

El diseño tiene el poder de comunicar ideas, atraer, generar sensaciones positivas a través del equilibrio estético. De esta forma cumple su propósito de comunicación, afectando al conocimiento, las actitudes y el comportamiento de las personas.

El diseño, no es solamente estética sino también funcionalidad, por lo que se acude al diseño para hacer el proceso de comunicación más sencillo, para adoptar soluciones creativas y más eficaces, para crear elementos que nos faciliten la vida diaria, etc. Por ello se dice que el diseño está en todo y que nada tendrá éxito sin un buen diseño.

  • imagen corporativa

    La imagen corporativa debe transmitir la personalidad y valores de la empresa, conjugando un diseño atractivo pero funcional, que llame la atención y al mismo tiempo facilite que asociemos a la empresa con su imagen.

    El ser humano es por naturaleza visual y recuerda con más facilidad las imágenes que los textos, por este motivo su imagen corporativa puede influir en la percepción que sus clientes tienen sobre su empresa.

    Más allá de la papelería corporativa (tarjetas, sobres, etc.) pueder ser tan amplia como se desee, ya que se extiende a todo aquello que puede representarnos: eslogan, catálogos, rotulación de vehículos y ropa laboral, etc., y todo ello deberá guardar una coherencia estética.

  • En muchas ocasiones, los libros nos llaman la atención por su cubierta, demostrando una vez más la cualidad diferenciadora del diseño. A continuación solemos ojear las algunas páginas, que deben inducirnos a ser leídas.

    La composición de publicaciones ha sido siempre determinante a la hora de que estas logren su propósito de transmitir el mensaje que contienen. Los libros se maquetan para que alguien los lea y todos los elementos visuales que componen una publicación deben contribuir a que esta experiencia sea positiva.

    El diseño editorial aplica una estrategia que combina eficazmente la identidad visual con la identidad discursiva, para lograr optimizar la comunicación y captar la atención del lector, reforzando el valor de la marca.

    Diseño Editorial
  • Cartelería y grandes formatos

    Tanto la cartelería como los grandes formatos son herramientas indispensables para las empresas y funcionan como un buen reclamo publicitario.

    Se trata de elementos que se pueden utilizar para la señalización y decoración de sus instalaciones (rótulo o banderola comercial, vinilos, etc.) o bien para campañas publicitarias y tanto en exteriores (mupis, vallas publicitarias, marquesinas, lonas, etc.) como en interiores, bien sea en el propio local comercial o en ferias, exposiciones y congresos (display publicitarios, roll up, expositores, etc.)