La maleta interior

En verano llenamos la maleta con un montón de cosas que necesitamos para nuestras vacaciones. Pero la maleta más importante es la que contiene experiencias, es nuestra maleta interior. Y se trata de que vuelva mucho más llena de lo que fue al empezar el viaje. Además, esta maleta puedes hacerla tanto si te marchas de vacaciones como si te quedas en tu ciudad este verano. ¿Te apuntas a este viaje?

Las vacaciones son un período necesario para recargarse de energía a través de buenos momentos. Te proponemos una serie de cosas para hacer a fin de llenar esa maleta interior con las mejores experiencias.

1. Mira con otros ojos

Observa como lo haría un fotógrafo. Rincones y pequeños detalles que a veces pasamos por alto como un viejo edificio, rótulos llamativos, unos jardines, el bullicio de la gente en zonas de mayor ambiente, un local de moda, etc. ¡Y prueba a hacer un montón de fotos artísticas que capten tu perspectiva!

2. Sé turista (también en tu ciudad)

Cuando vamos a un lugar que no conocemos, buscamos información sobre qué ver y qué hacer como turistas. Esto también puedes hacerlo en tu ciudad: redescúbrela, busca en Internet qué se le recomendaría a un visitante y hazlo.

3. Pasea

Sal a caminar, sin rumbo definido, sin horario. Simplemente disfrutando del paisaje, de las calles y de las gentes, parando donde te apetezca.

4. Aprende

Apúntate a alguna actividad de verano como cursos, talleres, visitas grupales, etc. En verano la oferta de ocio aumenta y seguro que hay algo que te resulta interesante.

5. Haz una fiesta

Si coincides con varios amigos en alguna fecha en la que todos estáis en la ciudad, organiza una reunión. Seguro que hace tiempo que no estáis todos juntos ¡y será una jornada memorable contando viejas batallitas!

6. Ponte al día con el ocio

Ve esa serie o película que has ido posponiendo por falta de tiempo, lee ese libro que tenías pendiente, haz una lista de música que te gusta, etc.

7. Cuídate

Pide cita en un spa, que te den un masaje, un tratamiento de estética, ve al gimnasio, etc. Deja que te mimen.

8. Rediseña tu espacio

Haz pequeñas reformas o cambia la decoración de tu casa. Prueba otra distribución de los muebles, introduce algunos cambios con algunos accesorios decorativos o pequeños elementos como lámparas y cojines. También puedes pintar una habitación con un color diferente, algo que haga que tu casa se renueve.

9. Pon en orden tu entorno

Deshazte de todo lo que sabes que te sobra porque ya no te gusta o no lo usas, como por ejemplo ropa y calzado (algunas cosas que estén en buen estado puedes donarlas o venderlas). Haz limpieza de archivos en tu ordenador, organiza tus fotos, revistas, libros, películas, discos, etc.

10. Crea un blog

Seguro que tienes algo que contar o bien hay algún tema que te interesa especialmente ¿tienes alguna afición? Prueba con algún blog gratuito de WordPress o Blogger.

11. Haz algo artístico

No importa si se te da bien o mal, es una buena actividad para relajarse. Pinta, haz un collage con fotos o recortes, restaura un viejo mueble para darle un toque diferente, personaliza una prenda de ropa…

12. Planifica tu vida

Haz una lista de cosas que te gustaría hacer, piensa cómo llevarlas a cabo y ponte fechas. Planifícate para ver más allá del día de hoy, saber que queda por delante un futuro con un montón de posibilidades es una de las cosas más positivas que hay.

¿Te ha gustado? Compártenos en redes para que otros también llenen su maleta 😉

Translate »