¿Qué es eso de… Soft Skills?

Hoy en día tener un buen currículo ya no parece ser suficiente para optar a un puesto de empleo. El mundo profesional es cada vez más competitivo y son muchas las personas cualificadas que optan a un mismo puesto de trabajo. El término Soft Skills acuña algunas de las habilidades más demandadas por los responsables de los departamentos de Recursos Humanos, y que a veces aportan el valor diferenciador para que tú seas el candidato o la candidata ideal para el puesto. ¿En qué consisten?

Hard Skills frente a Soft Skills

Las llamadas Hard Skillshabilidades duras«) son el conjunto de competencias y conocimientos que adquirimos a lo largo de nuestros años de estudio, mediante la realización de diversos cursos de formación reglada y no reglada. Estas Hard Skills indican que tenemos los conocimientos necesarios para desempeñar un determinado trabajo.

Pero esto no es suficiente.  La mayoría de los responsables de recursos humanos consideran que la clave, y por tanto lo que distingue a la persona escogida para un puesto de entre el resto de las personas candidatas, es su actitud. Y ahí es donde entran las Soft Skillshabilidades blandas«) que son el conjunto de habilidades sociales de las que dispone una persona, relacionadas principalmente con su cociente de inteligencia emocional. Estas habilidades son lo que da el auténtico valor a cada persona y son las más difíciles de encontrar.

¿Por qué son tan importantes?

El mundo en que vivimos está cada vez más dominado por la tecnología y la robótica, es un mundo en el que la mayoría de los trabajos han sido automatizados y la información está al alcance de todos. En este entorno aséptico, tecnológico y saturado de información en el que vivimos, tal vez nuestra gran hazaña sea hacer hincapié en nuestro rasgo más distintivo, en aquello que nos hace humanos.

Este retorno a las Humanidades, hace que se preste especial atención por parte de las empresas a cualidades que favorezcan la comunicación y en general, todo tipo de talentos que nos permitan relacionarnos más y mejor, como la empatía, el trabajo en equipo, el liderazgo… que se han convertido en el gran valor de las personas y a su vez estas mismas, en el gran valor de las empresas.

Y aún habrá más cambios. De un estudio realizado por World Economic Forum¹ se ha podido deducir que en un futuro próximo, en el año 2020, la tercera parte de las habilidades que se van a requerir para muchos trabajos, son algunas que hoy en día no se consideran importantes para el desempeño de los mismos.

¿Qué Soft Skills son las más demandas?

Con el objeto de averiguar qué Soft Skills eran las más demandadas, el pasado año 2016 LinkedIn elaboró un estudio a partir de una encuesta realizada a 291 directores de recursos humanos de EEUU. Este es el listado de las principales habilidades blandas que más valoraron:

Buena comunicación

Una buena comunicación significa tener la cualidad de saber expresarse de forma correcta y efectiva. Pero no solo verbalmente, como es el caso de las disertaciones cuando tenemos que hablar en público, sino también de forma escrita (correos, presentaciones, informes…). Saber conectar con las personas a través del lenguaje y tener la capacidad de clarificar nuestras ideas para expresarnos de forma que el mensaje quede claro, son cualidades muy valoradas por los directivos.

Buena organización

Una persona organizada es más productiva. Las personas organizadas son aquellas que entienden la importancia de la gestión del tiempo, por lo que saben establecerse objetivos y programan sus tareas, saben priorizar, asignar plazos y delegar cuando es preciso. Todas estas cualidades se traducen en ahorro de tiempo y esfuerzo.

Capacidad de trabajo en equipo

La capacidad de trabajo en equipo supone tener la habilidad de integrarse en un equipo de trabajo convirtiéndose en un miembro clave del mismo. Los equipos de trabajo son importantes para la empresa porque un grupo de personas puede obtener mayores logros que una sola, los equipos además hacen sentirse a las personas partícipes de algo, se comprometen con un objetivo común, fomentando la confianza y la cohesión entre los componentes del equipo.

Puntualidad

La puntualidad no se refiere solamente a llegar a tu trabajo a la hora sino que también es preciso ser puntual a la hora de entregar tus proyectos, informes, etc. Esta cualidad estaría muy relacionada con la buena organización, que también fue una de las habilidades blandas que más se valoraron, ya que se trata de realizar una buena planificación con unos plazos propuestos de modo que los proyectos se lleven a cabo en tiempo y forma.

Pensamiento crítico

Las empresas quieren personas con capacidad de análisis, que sepan analizar y extraer la información relevante de entre la cantidad ingente de información que a menudo tenemos que manejar. Se valora a las personas que son capaces de enfocarse a la resolución de problemas en contraposición a quienes solo se quejan de lo que no sale bien, personas resolutivas que consideran los diferentes puntos de vista y toman una decisión en consecuencia.

Sociabilidad

Una persona sociable no es aquella que se lleva bien con todo el mundo. La persona sociable es aquella que se muestra amistosa de forma sincera, que gusta de relacionarse con otras personas como una cualidad inherente, disfruta con ello y en consecuencia le resulta fácil entablar relaciones saludables.

Creatividad

La creatividad no solo está presente en las profesiones relacionadas con el diseño y el dibujo, la creatividad también es la cualidad de tener ideas o encontrar soluciones creativas a los problemas, aportar puntos de vista diferentes y nuevas opciones. El pensamiento creativo aporta una nueva visión de las cosas, encuentra una forma diferente de hacerlas y logra resultados diferentes allí donde nada nos distinguía de nuestra competencia.

Habilidades interpersonales de comunicación

Las habilidades comunicativas como saber escuchar y empatizar con las personas, conocer cómo manejar los conflictos, dominar el lenguaje verbal y no verbal, saber demostrar credibilidad y tener dotes de persuasión, son importantes para integrarse en equipos de trabajo. Todas estas cualidades ayudan a establecer relaciones basadas en el respeto mutuo. No debemos olvidar que el trabajo es una parte importante de nuestra vida, convivimos con nuestros compañeros de trabajo y la convivencia es una constante negociación.

Facilidad de adaptación

Dado el mundo en constante cambio en el que vivimos, una persona flexible, que esté dispuesta a adaptarse, aprender y crecer a medida que sea preciso es de gran valor para todas las empresas, cuyo principal capital es el humano, y por tanto este debe crecer a medida que lo haga la propia empresa.

Desarrolla tus Soft Skills

A menudo pensamos que este tipo de cualidades son innatas en las personas, es decir que son cualidades que por naturaleza tenemos o no tenemos. Y como además se trata de habilidades no técnicas, no suelen ser conocimientos que se impartan en instituciones de tipo académico.

Para desarrollar estas habilidades tendrás que prestar atención a los siguientes conceptos:

  1. Conócete a ti mismo. Tú sabes mejor que nadie qué se te da mejor y en qué fallas. Potencia tus cualidades e identifica las habilidades que crees que deberías mejorar, fundamentalmente aquellas que serían más importantes de cara al puesto trabajo que desempeñas porque si bien es importante desarrollar tus «habilidades blandas» en general, según el puesto de trabajo algunas habilidades podrían ser consideradas factores determinantes.
  2. Investiga y lee. Busca información sobre cómo mejorar esas cualidades en las que «cojeas» un poco, hay mucha documentación y libros sobre técnicas para mejorarlas: qué es la escucha activa, aprender a hablar en público, etc.
  3. Pon en práctica tus habilidades todo lo que puedas. La perfección llega con la práctica. Estas cualidades no son una fórmula ciencia exacta, y en cualquier caso, el resultado de dicha fórmula dependería de muchas variables relacionadas con la situación y el entorno, tienes que ser flexible y practicar para conocer todos los elementos que pueden influir en tus expectativas de tener éxito.

Notas relacionadas:

  1. Estudio de World Economic Forum

Fuentes de información:

Translate »