Hoy en día tener un buen currículo ya no parece ser suficiente para optar a un puesto de empleo. El mundo profesional es cada vez más competitivo y son muchas las personas cualificadas que optan a un mismo puesto de trabajo. El término Soft Skills acuña algunas de las habilidades más demandadas por los responsables de los departamentos de Recursos Humanos, y que a veces aportan el valor diferenciador para que tú seas el candidato o la candidata ideal para el puesto. ¿En qué consisten?