Las redes sociales se han hecho eco recientemente de un artículo publicado en El Economista, en el cual se analizaba un concepto relativamente nuevo denominado salario emocional. ¿En qué consiste esta forma de remuneración?